Dios te pide unidad, no uniformidad.

(Juan 17:20-23).

¡Qué gran artista es nuestro Dios! ¡Cuán increíble es como creador! ¡El universo que Él ha hecho no tiene nada de monótono! ¡Jesucristo, el Supremo artífice, no es nada aburrido, ni ha hecho las cosas repetidas, ni en serie, ni en blanco y negro!

Al observar por ejemplo el reino animal, y dentro de ese reino la categoría de las aves, uno se sorprende de la gran variedad de especies que existen, con diferentes formas del cuerpo, patas y picos; y diferentes tamaños, colores, texturas y sonidos que emiten.

¿Por qué entonces los cristianos tienden a ser todos iguales, a hablar igual, a orar igual, a vestirse igual, a peinarse igual, a predicar igual? ¿Será pecado ser diferente? Sí, es pecado, pero no un pecado bíblico, sino cultural, por violar una costumbre, no un mandato bíblico.

Dios nunca pidió que los cristianos fuésemos iguales, lo que sí pidió encarecida y repetidamente fue que estuviésemos unidos. El Señor quiere la unidad de su iglesia, no la uniformidad. De manera que si los cristianos nos clonamos, nos volvemos aburridos, monótonos, rutinarios y repetitivos, no es por culpa de Dios, sino de nosotros, de la cultura religiosa, de la costumbre, de los hábitos de imitar lo que vemos y oímos en los demás.

Sobre la forma estereotipada como hablan algunos cristianos habría que acotar que jamás a una persona se le lleva a un salón de una iglesia y se le dice:

“Por favor, escribe en tu cuaderno estas palabras que son las que de ahora en adelante vas a usar siempre y así poder matar tu creatividad y asesinar el buen uso del castellano: amén, gloria a Dios, para la honra y gloria del Señor, cuántos están gozosos, levanta tus manos, dile al que está a tu lado, y a su nombre, quién vive, repite conmigo, cierra tus ojos, en esta preciosa mañana, oh mi amigo y hermano, qué tremendo, santo, es maravilloso, qué glorioso, etc.”

No, en las iglesias nunca se obliga a nadie a repetir ciertas fórmulas para hablar, ni se le exige a los nuevos que sean clones de los viejos. Lo que pasa es que las costumbres y formas religiosas se aprenden sin querer debido a que se hacen muy repetitivas, rutinarias y automáticas. Aparte de que no se incentiva la creatividad. Y los nuevos cristianos piensan que aprender la cultura evangélica es ser más espirituales, pero no es así, más bien lo que hacen es anular la singularidad que el Señor les ha dado.

Un expositor contaba que cuando por primera vez él y sus compañeros marcharon en el ejército, todo fue un desastre, se desorganizaron. El general entonces ordenó cerrar los ojos y guiarse sólo por su voz. Cuando los abrieron estaban todos derechitos, muy bien alineados.

¿Por qué? Porque dejaron de mirarse entre ellos y siguieron sólo la voz del comandante. ¡Qué bueno que dejemos de copiarnos los unos a los otros y sigamos sólo la voz de Dios! ¡Aceptemos nuestra singularidad! ¡Dios nos ha hecho originales!

Si quieres seguir recibiendo los “Devocionales en Pijama” cada día, en tu correo electrónico, o para que le llegue a un amigo, suscríbete a nuestro boletín gratuito en la parte superior derecha de esta página. Saber tu nombre, apellido y país, nos permitirá escribirte de manera personalizada y compartirte notas de interés en tu país.

Si quieres que seamos amigos en Facebook sólo marca “Me gusta” en la siguiente página: https://www.facebook.com/donizettibarrios

Ahora, si deseas disfrutar de buena música orgánica con sonido estéreo digital de alta resolución, da clic AQUÍ.

Tomado de:
“Devocionales en Pijama”
de Donizetti Barrios
Derechos reservados de autor.

 

6 thoughts on “Dios te pide unidad, no uniformidad.

  1. Hola Donizetti, a decir verdad no siempre leo tus devocionales, pero este me llamó la atención y realmente concuerdo con lo que decís. Yo siempre defendí el ser diferente u original, sin embargo recibí muchos golpes por ello. Pero yo me mantengo firme en lo que creo y con estas líneas me alentaste a seguir haciéndolo. Gracias por estos devocionales, son de mucha bendición. Federico de Argentina.

  2. Muy bueno y muy real. El problema sucede cuando a los que no son así se los tilda de “rebeldes” porque no hablan igual, no se visten igual, etc. etc.
    Esto y otras cosas más hacen “la religion” (conjuntos de usos y costumbres ligados al culto a Dios), que no estan directamente relacionadas con conocer a Dios.
    A veces digo: “mucha gente conoce la religión, confunde a Dios con la religión, y se termina alejando de ambos” (lamentablemente)
    Dios te bendiga Donizetti y te solicito permiso para publicar este artículo en mi blog.
    Me gustaría me pasaras tu mail para poder hacerte unas consultas.
    Gracias
    Diego Amado.

  3. Me agrada leer un poco de autocritica (hablo como parte de la Iglesia) en los devocionales, pero creo que se quedo en la mitad.Me consta porque lo he vivido en carne propia, y lo he visto en la region donde vivo que es de lo que puedo hablar con conocimiento, que esa forma de “cultura evangelica” se alienta y enseña , muchas veces no tan descuidada ni inocentemente desde los pulpitos. ¿realmente no conoces congregaciones asi ? Si bien no pasa literalmente lo del cuaderno, pero si ocurre con la misma intensidad y se hace sentir , sobre todo a los jovenes, que deben hablar, vestirse, usar determinadas “frases correctas”.Y en el caso que solo fuera una mala interpretacion de los nuevos, hay escasos ejemplos en los que se desaliente y se les explique su error.Con el mayor de los respetos, esa es mi opinion.Mucha gente lo lee y me consta Donizetti, es una increible oportunidad para hacer pensar, mas alla de lo politicamente correcto dentro de los corrales cristianos. Saludos desde Mar del Plata, Argentina.

  4. el peor enemigo: la religiosidad! realmnete el uncio que juzgará nuetra vida , lo hara por nuetras decisiones diariarias y no por utilizar cierto vocabulario religiosamente correcto!.

  5. Aunque estoy de acuerdo con este escrito, en cuanto a la unidad de la iglesia y conservar y respetar a cada miembro de la iglesia su propia singularidad su individualidad esto es difícil de manejar dentro de las iglesias por que apenas oyen en ti algo diferente tu opinión propia incluso la revelación que DIOS hace a tu vida que nunca sera igual por que DIOS trata con cada uno de nosotros de manera diferente, sino creen, lean los ejemplos de Abraham, Isaac y Jacob hay diferencias en el trato de DIOS con cada uno de ellos, ya creen que tu quieres dividir la iglesia son malinterpretadas las palabras y hasta las miradas jejej y ya te conviertes en un “renegado” que quisieran tener lejos de ellos…..pero fiel es DIOS y derrama sus misericordias en cada iglesia por que EL PERMANECE IGUAL, FIEL Y VERDADERO Y ES EL QUE AL FINAL JUZGARA A TODOS POR QUE EL TIENE ESTA POTESTAD AL FINAL ADORAR A DIOS DEBERÍA SER EL FIN DE TODO ¿porque creerán que unos se sienten mas que otros dentro de las iglesias? si la misma palabra de DIOS dice que DIOS NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS……..esta es mi opinion personal…..

  6. La ilustración lo describe muy pero muy bien ,perdemos de vista a quien nos debe guiar que es Dios y nos amoldamos muchas veces a los ” modelos ” que casi siempre o siempre terminamos imitando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *